Cómo prevenir la vista cansada en el trabajo

vista cansada

17 Ene Cómo prevenir la vista cansada en el trabajo

Hoy venimos a hablaros de la presbicia, o dicho de otro modo, la vista cansada. Actualmente, cada vez son más las personas que sufren vista cansada durante su jornada laboral. Concretamente, afecta a dieciséis millones de personas en España y según los estudios, dentro de diez años, más de la mitad de los españoles padecerán este problema.

El principal síntoma de vista cansada es la necesidad de alejar un objeto para poder enfocarlo bien. Por ejemplo, a la hora de leer, necesitarás alejar el libro para conseguir ver con nitidez las letras.
Se dice que la vista cansada es un síntoma que va de la mano del envejecimiento, pero es importante que sepamos que también es un síntoma claro del exceso de trabajo. Puede producir mareos, desequilibrios y dificultad para enfocar lo que uno ve. Si no se corrige a tiempo, es muy probable que empeore y pase a producir fuertes dolores de cabeza y picor de ojos.
Por eso vemos necesario escribir un artículo que profundice en este asunto que afecta a tantos millones de personas, y que, además, hable de las medidas que debéis tomar para prevenir la vista cansada.

La buena noticia es que:
1) Se puede corregir, ya sea mediante el uso de lentes u operación quirúrgica.
2) Se puede prevenir, siguiendo las recomendaciones que os hacemos a continuación.

Recomendaciones para prevenir la vista cansada

Emplear la luz apropiada
Cualquier tarea que realicemos, siempre la haremos con una iluminación adecuada, ya que cuando la luz es baja, nuestros ojos trabajan mucho más. Además, es importante tener cuidado con los reflejos, que además de ser molestos, pueden perjudicarnos.
Distancia de lectura
La distancia recomendada de lectura debe estar en 40 cm, aproximadamente. En el caso de que utilicemos ordenadores, la pantalla debe estar entre los 70 y los 100 cm.
Adecuación de la pantalla
Cuando usemos ordenadores, tablets, teléfonos móviles, será necesario regular correctamente el brillo y el contraste para que nuestra visión este descansada. También debemos adecuar el tamaño de la letra para evitar que forcemos la vista.
Descansos frecuentes
Mientras trabajamos, es bueno que nuestros ojos descansen de manera periódica para reducir los efectos del cansancio. Para ello es bueno que en esos descansos miremos a un punto lejano o cerremos los ojos.

Además de las recomendaciones que os hemos comentado, existen una serie de ejercicios que podemos hacer para prevenir también los efectos de la vista cansada.

Ejercicios para prevenir la vista cansada

Relaja los párpados
Después de un duro día de trabajo este puede ser un ejercicio que te aporte más de lo que, a priori, puedes pensar. Encuentra un lugar alejado del ruido y procura estar sólo, sentado y en silencio mientras lo hagas. Parpadea varias veces para después cerrar los ojos con fuerza y relajarlos pasados unos diez segundos. Repite esta práctica unas cinco veces y después procura mantenerte en silencio con los ojos cerrados y el gesto totalmente relajado durante tres minutos. 
Masajéate
Dedícate unos minutos al día para ti. Igual que tu compañero de al lado aprovecha para mirar las noticias de última hora relacionadas con su equipo de fútbol, ¿por qué no aprovechar para cuidarte? Relaja la musculatura que hay alrededor de los ojos para después comenzar a masajear la parte interna de las cejas y deslizar los dedos hasta las sienes. Haz círculos en el sentido de las agujas del reloj y vuelve a deslizar los dedos al punto de origen. 
Bizca los ojos
Vale, puede que te estés riendo y no le veas el sentido, pero conviene que sigáis esta pauta, pues es una de las más relajantes que hay. No es conveniente hacerlo demasiadas veces puesto que puedes marearte, pero es un ejercicio tremendamente efectivo para prevenir la vista cansada. 
Tensiona los músculos faciales
Este es un excelente ejercicio para relajar los músculos de la cara y tomar consciencia de la tensión que les aplicamos a diario. Sitúate delante de un espejo y practica todas las muecas que se te ocurran. Fuerza los músculos faciales tanto como puedas y una vez lo hayas hecho relájalos totalmente. 

Te invitamos a que introduzcas todas estas prácticas dentro de tu rutina diaria y que dediques un tiempo exclusivamente para ti. De esta manera, no sólo vas a prevenir la vista cansada, sino que podrás prevenir otros problemas de salud. 

 

 

 [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Share
1Comment
  • Raul
    Posted at 16:39h, 26 enero Responder

    Muy buenos consejos. Ahora sólo falta llevarlos a la práctica.

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Contenidos Propiedad de Global PRL